logotipo Heredad de La Cueste

Ruta con raquetas de nieve por los bosques de Ponga

La nieve, un bien escaso en Asturias, no cuenta con infraestructuras apropiadas para la práctica del esquí en nuestra comarca, aunque puede disfrutarse de muy variadas formas. En concreto el esquí de travesía y las rutas con raquetas son dos modalidades para las que nuestras montañas cuentan con un especial interés debido sobre todo a los paisajes de singular belleza.

Los valles y montañas de Ponga constituyen un paraíso para los amantes del senderismo, de los bosques y de la naturaleza en general, pero con nieve se pueden disfrutar cómodamente y al alcance prácticamente de cualquiera.

Hoy proponemos una cómoda ruta con raquetas de nieve siguiendo las pistas forestales que se adentran en el bosque de Peloño, en el Parque Natural de Ponga, un paraíso a poco más de 30 minutos de Cangas de Onís y de la casa rural Heredad de la Cueste.

El punto de partida será el puerto entre San Juan de Beleño y Viego, donde se toma la pista que, con dirección sur, se adentra en el bosque. El camino serpentea entre robles y acebos, con claros que permiten disfrutar de los valles de Ponga y del Sella, con los Picos como telón de fondo.

La suave pendiente conduce en poco más de media hora hasta el collado de les Bedules, una atalaya privilegiada sobre los valles del entorno, dominando una panorámica de la impresionante cara nordeste del Tiatordos y, hacia el otro lado, el macizo occidental de los Picos de Europa coronado por la Peña Santa.

En el mismo collado se ha acondicionado un mirador con una mesa de orientación que será de gran utilidad para identificar las principales cumbres que se avistan desde este punto.

Desde Les Bedules se conecta con la pista principal que se adentra en Peloño. A partir de este lugar la distancia a recorrer dependerá de las ganas y los objetivos de cada uno, pues el recorrido no entraña mayor dificultad que la distancia. En una hora se puede alcanzar el collado Granceno. Los más intrépidos pueden continuar hasta les Peruyales o hasta el collado Guaranga, aunque hasta aquí la distancia a recorrer será de aproximadamente 11 km.

Para completar un día inolvidable se puede pasar la tarde visitando alguno de los pueblos de Ponga (Viego, San Juan, Sobrefoz…) y disfrutar de las espectaculares carreteras de montaña de este último reducto del paraíso natural.


Comenta con Facebook